Llega el invierno y el cuero cabelludo lo nota. La bajada de temperaturas hace que los vasos sanguíneos se contraigan de manera que las glándulas producen menos grasa y por lo tanto la hidratación es menor. 

¿En qué lo notamos? En esta estación vemos aumentadas varias patologías como la psoriasis, las dermatitis y otros problemas más leves como son la descamación del cuero cabelludo.

A continuación os damos 5 claves que os ayudarán a paliar los efectos del frío

Disminuir el uso de aparatos del calor 

Obviamente salir de casa con el pelo mojado no es una opción, pero sí disminuir el uso de aparatos de calor como el uso de las tenacillas moldeadoras del pelo, las cuales deberían ser de porcelana o titanio que castigan menos el pelo. 

Sobre el uso del secador, deberíamos moderar el grado de calor con el que sale el aire y no pegar la boquilla de este al pelo.

No salir a la calle con el cabello mojado cuando haga mucho frío

¿Sabías que el cambio de temperaturas de manera brusca hace que las fibras del pelo se rompan? Por lo tanto, si tienes posibilidades de dejar que tu pelo se seque al aire te aconsejamos que apliques productos como el aceite de argán como el de la marca Arkopharma aplicándolo siempre de medio a puntas.

Reducir los lavados semanales

Este es el eterno dilema, ¿es bueno lavarse el pelo todos los días, cada dos? Aplicar productos de limpieza todos los días sobre la piel no es lo ideal, pero hay personas que por costumbre o exceso de grasa deben hacerlo. En esos casos el champú debe ser muy suave, como el de leche de avena de la marca klorane. 

También es una buena opción usar champús en seco, que vienen en forma de spray y son útiles para muchas emergencias, nuestro favorito el de ortiga de klorane. Cualquiera de los anteriores pueden intercalarse con otros que traten algún problema si se tuviera como son  el anti grasa, anticaspa o anti caída.

Realizar una hidratación adecuada

Después del uso del champú en el lavado, debemos usar una mascarilla o acondicionador que sea hidratante o reestructurante, que hará que el cabello tenga menos encrespamiento y también aporta flexibilidad y elasticidad a las fibras. 

Con estos productos logramos acentuar la luminosidad y también a protegerlo de futuras roturas. Te recomendamos un par de productos de Klorane, el primero es de semillas de lino y está indicado para cabellos que tienden a romperse y, para reforzar la suavidad de tu cabello, el de leche de avena.

Ingesta de vitaminas

Por último, una de las dudas que más nos hacéis, es qué hacer con la caída del pelo. Siempre aconsejamos hacer dos ciclos de vitaminas al año, una en otoño y otra en primavera. De cara al invierno, debemos acordarnos de tomar sobre octubre y noviembre un complejo vitamínico como las cápsulas de pilexil forte o como los de pilfood que nos hagan tener una melena fuerte, densa y con vitalidad en los meses más duros de frío. Estas nos aportan un gran número de vitaminas como casi todas las del complejo B y muchos minerales como el hierro, el cinc y el cobre que seguro le da un empujón al cabello para sobrevivir al frio y húmedo invierno.

Producto añadido a la lista de deseos
Producto añadido para comparar